Ocupaciones

Disculpará usted mi visitante la ausencia, pero es que he estado reti-harto ocupada.

Estoy a un paso ya. De mi nuevo sombrero. Aparte de que a esta lista debo agregar trabajo. Mucho. Y hay que trabajar si un día quiero lograr mis planes de conquista mundial. Irónicamente estos proyectos me alejan un poco de mis actividades lúdicas de las que se alimenta este blog, pero al menos son proyectos diseñiles que también hago con gusto.

He estado aprendiendo mucho, sobre todo acerca de mí y lo mucho que puedo hacer rendir un día entre dormir, comer, caminar, entretenerme y cumpliendo con tareas cotidianas, haciendo malabares entre mi trabajo diurno y el nocturno.

Entre otras novedades, dichas velozmente: ya llegó mi laptop, Toki el gato está desaparecido, quiero andar en bicicleta pero creo que ya olvidé cómo se le hacía para no caerse, acabo de leer el primer tomo de Persépolis, creí que se estaba yendo el verano pero siempre no, me gusta vivir con él (mi hombre, no el verano), también quiero dibujar mucho más rápido y a veces escapo brevemente de mis labores para practicar, pero no le digan a nadie. Lo que más quiero mejorar son mis artes vectoriales y hacer trazos más fregones. Aquí una amigui que me estoy dibujando a ratitos:

También sigo con ganas de viajar y con antojo de playa, de ahí la monita. Y en general estoy bien, me siento motivada y productiva, pendiente de lo que está por venir. Y así y asá. Cambio y fuera :).

Hace poco más de un mes

Estuve justo ahí, viviendo en la Ciudad de México por un fin de semana. Fue la primera vez que hice muchas cosas, viajar en avión fue una de ellas (y me encantó).
Quería escribir un post ultra larguísimo respecto a la experiencia, pero de entre todo lo que vi en tan poco tiempo no he podido decidirme.  Así que por ahora compartiré de manera visual un poquito de lo que más llamó mi atención:

Coyoacán. Es amor, ¡la paleta de color mexicana en su máximo esplendor!. Esta fue una de los paradas hechas con Antonio y Mariana, unos viejos amigos que al fin se me hizo saludar en persona.

Palacio de Bellas Artes. Uno de mis edificios favoritos. Tuve la suerte de haberme hospedado casi a la vuelta. Fue el lugar más común durante mi estancia y lo mejor fue subir al Café de la Gran Ciudad y tomar muchas muchas fotos desde lo alto.

Centro Histórico. Y por aquí cerca fue el hospedaje, a unas calles del zócalo y muchos edificios preciosos, como el Palacio Nacional y la Casa de los Azulejos. De esta zona y de toda la ciudad me encantó cómo se combina tan bellamente lo colonial y lo moderno.

Y este último leterero me hizo el viaje entero.

Tres días me alcanzaron para esto y un poco más. Definitivamente tengo que volver. 😀

 

Algunas del eclipse en Mexicali

Creí que me lo había perdido, pero sí alcancé a ver el eclipse solar de este 2012. Los eclipses son de esos eventos (dentro de mi larga lista) que desde siempre me han provocado cierta emoción. Y este es el primero que me toca ver en Mexicali. El anterior a este que pude ver fue hace 10 años en Sonora, pero en esta ocasión, para mi fortuna y entretenimiento tuve una cámara a la mano. Dejo algunas de este domingo.